Pastebin launched a little side project called VERYVIRAL.com, check it out ;-) Want more features on Pastebin? Sign Up, it's FREE!
Guest

Bandera republicana con estrella roja

By: a guest on Mar 20th, 2013  |  syntax: None  |  size: 4.42 KB  |  views: 20  |  expires: Never
download  |  raw  |  embed  |  report abuse  |  print
Text below is selected. Please press Ctrl+C to copy to your clipboard. (⌘+C on Mac)
  1. Hay que dejar bien claro que la República por la que luchamos no tiene nada que ver con la república burguesa y federativa. La república burguesa ya no es posible en España, como decía el Informe Político: nuestro Partido no propugna la restauración de la República del 31, ni los Estatutos de Autonomía para las nacionalidades, ni la república federal, ni nada parecido, porque todo eso no hace sino escamotear los problemas principales, como son la existencia del monopolismo y la opresión nacional en España, así como el anhelo de algunos sectores burgueses de hacer marchar a nuestro país para atrás, a la República democrático-burguesa. En España ya había pasado la etapa histórica de la revolución democrático-burguesa; la misma oligarquía financiera y terrateniente la había realizado a su manera y sin soltar por un momento las riendas del poder. Por tanto, la oligarquía podría acceder a la república sin que ello supusiera ningún quebranto para su sistema de dominación, como ha sucedido en muchos países. Por eso nosotros no hablamos de república, sino de la destrucción del fascismo desde su raíz, desde su base económica, y de la creación de un nuevo tipo de Estado democrático.
  2.  
  3. ¿Quiere esto decir que no vamos a luchar por la creación de un sistema político republicano? -se preguntaba el Informe Político-. La clase obrera va a luchar por la república, pero no por una república cualquiera, sino por la República de los trabajadores, por una república que surja sobre la base de la destrucción del sistema burgués y que será muy superior a la que propugnan los pequeños y los grandes
  4. burgueses. La clase obrera no puede defender, sin más, la consigna de la república, ni la de la autonomía, ni la de la federación, porque todas esas consignas suponen conservar, un poco retocado, el actual estado de cosas. No puede tampoco plegarse a las pretensiones de separación de las nacionalidades que albergan algunos sectores nacionalistas pequeño-burgueses, y esto es tanto más inadmisible para nosotros por cuanto de esa manera se introduce una división en la clase obrera, según su nacionalidad, en un momento en que es más necesaria su unidad para combatir y derrotar a los enemigos que la explotan y la oprimen.
  5.  
  6. Por este motivo nuestro Partido ha introducido la estrella roja de cinco puntas como sello inconfundible del nuevo carácter que ha de tener la futura República de los trabajadores, proclamando el 18 de julio día de lucha y símbolo de la resistencia popular a la agresión fascista: No es una casualidad el que la mayor parte de los grupos políticos
  7. pequeño-burgueses hayan coincidido en celebrar las fechas conmemorativas de la
  8. República del 14 de Abril de 1931, ocultando a las masas lo que representaba realmente aquella República. No es tampoco una casualidad el que todos los grupos pequeñoburgueses hayan olvidado a la República del 16 de Febrero de 1936, aquella República que dio la libertad al pueblo y abrió la perspectiva al derecho a la autodeterminación de las nacionalidades y contra la cual se sublevó el Ejército y la reacción fascista; aquella
  9. República por la que dieron su vida cientos de miles de obreros, de campesinos y tantos verdaderos republicanos y patriotas. ¿Cómo se puede hacer borrón y cuenta nueva de la experiencia histórica y pretender saltar por encima, hacia atrás de toda una etapa de la evolución de nuestra sociedad? La historia no podía dar marcha atrás, como pretendía la pequeña burguesía y algunos republicanos nostálgicos y trasnochados. La clase obrera, junto a los campesinos, los sectores populares de las nacionalidades y las otras capas populares, lucharon contra la monarquía pero también se opusieron a aquella República oligárquico-burguesa nacida del chanchullo de San Sebastián, no parando en sus luchas hasta llegar a crear una verdadera República popular, contraria, tanto a la monarquía como a la República fundada sobre la base de la explotación de las masas y la opresión de las nacionalidades. ¿Acaso podemos volver ahora a aquella República?
  10.  
  11. La bandera de la República Popular no se opone a las banderas de las nacionalidades oprimidas, y debe ondear junto a ellas en todas partes, como signo de unidad y de lucha de todos los pueblos para la reconquista de todos sus derechos económicos, políticos y culturales.
  12.  
  13.  
  14.  
  15.  
  16. *Aprobación de la bandera republicana con la estrella roja de cinco puntas en el II Congreso del PCE (r)
clone this paste RAW Paste Data